No te entretengas

Por favor amigo del alma, no te entretengas. Divertite o aburrite, queré, despreciá, enardecé o sé indiferente. Puteá, rendite, buscá infinitas soluciones, creá infinitos problemas. Corré, llenate de rabia, frustrate y bancátela, tené una rutina ordenada, olvidala por inútil; andá al trabajo de mal humor, maldiciendo jefes y compañeros con sinceridad, mirando las agujas hasta el momento de darte un sorbo de la vida que sí elegirías. Elegí un trabajo que harías sin cobrar.
Gritá vade retro con fuerzas, escuchá atentamente, equivocate y aprendé lo mismo, del mismo error, por enésima vez hasta que entre. Creé en las utopías, probalas, hartate, desdecite en tu hipocresía, quedate con varias. Pará la pelota cada tanto. Sé del centro, sé de derecha, sé de derecha sin saberlo, sé revolucionario desde la comodidad de tu casa, sé revolucionario 2 horas por semana, o sé revolucionario en serio. Creé en vos, en los tuyos, o en algún dios que es más fácil.
Consumí con justificación. Consumí con culpa.
Juntate, sé infiel, leal, buen amigo. Estate solo un buen tiempo cada día (preferiblemente por elección). Despilfarrá el tiempo y disfrutá de ese lujo. Sacá tajada del tiempo y disfrutá de ese lujo.
Pero por favor no te entretengas, que para eso mejor morirse y estamos hartos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Superestructuras (humanas)

_____________Dice aquel que sabe

Un tipo, un bar