La espada (poema)

Puede la misma espada que te vio coronar
enterrarse en el medio de tu pecho
y obligarte a rogar
No te entregues, no confundas celo
con el arte de amar

Es el pensar hostil de mi ser vulgar
verdugo de tu miedo y tu silencio,
ruge, y pregunta a mi adentro
¿Quién conoce el secreto
para causar tu desconcierto?

Comentarios

Publicar un comentario

Si te gustó... comentalo.
Si no te gustó... comentalo también.

Entradas populares de este blog

Superestructuras (humanas)

_____________Dice aquel que sabe

Un tipo, un bar