La espada (poema)

Puede la misma espada que te vio coronar
enterrarse en el medio de tu pecho
y obligarte a rogar
No te entregues, no confundas celo
con el arte de amar

Es el pensar hostil de mi ser vulgar
verdugo de tu miedo y tu silencio,
ruge, y pregunta a mi adentro
¿Quién conoce el secreto
para causar tu desconcierto?

Comentarios

Publicar un comentario

Si te gustó... comentalo.
Si no te gustó... comentalo también.

Entradas populares de este blog

Superestructuras (humanas)

Un tipo, un bar

_____________Dice aquel que sabe