Instrucciones para crear sonrisas

Sonreír es ante todo un acto fugaz, implica la primera consecuencia del enfrentamiento con algún hecho particular.
Es sabido que el alma es incapaz de pintarse de colores para dar a conocer las miserias o el júbilo que padece. Por ende, para contrarrestar su realidad (basándose en la teoría de que el que no corre vuela) hace ya miles de años desarrolló ingeniosamente la habilidad de mostrarse en el rostro humano a partir de la sonrisa (que ya demasiado dice si es bien interpretada).

En la prehistoria, el ser humano poseía solamente dos tipos de sonrisas: Sonreía por amor o satisfecho por el resultado de un plan vil. Actualmente, como en todo, tenemos un abanico de posibilidades. Hay sonrisas de alegría pasajera (toda alegría es pasajera), las cuales vemos a menudo en los niños; sonrisas de amor, que al ser tan fáciles de fingir representan un as en la mano de cada mujer; sonrisas de maldad, que son extremadamente divertidas para la mayoría (de todas formas nadie lo admite, pero es un hecho); sonrisas con aires de decepción, que se cree que al atravesar un prisma su luz se ramifica en una gama de grises en lugar de brindar un espectáculo de arco iris; sonrisas que ocultan un parcial enamoramiento, normalmente lucen patéticas hasta en el rostro más perfecto (suelen ser peligrosas, es preferible alejarse por completo o transformarlas en sonrisas de maldad para erradicar toda posibilidad de transparencia humana); y otras sonrisas de diferentes tipos, que no alcanzaría con todas las páginas del mundo para mencionarlas.

El carácter divino de la sonrisa ajena es un factor de la vida que nos permite sentir un flujo de energía en el aire capaz de crear movimiento en todo nuestro sistema: Sonreímos al ver una sonrisa, pensamos al ver una sonrisa y nos enredamos en el misterio de cada sonrisa.
Así surgen preguntas del tipo de "¿Cómo salió?" "¿Qué tan real es?" "¿En cuánto tiempo perecerá?".

Tomando como base los incógnitos mencionados damos una oportunidad al pensamiento y dejamos que nos revele el secreto del origen de las sonrisas, buscando así el control de las mismas y sabiendo que nunca el valor de una debe sobrepasar la riqueza de nuestras penas interiores (de tal forma perderíamos la noción de nuestra realidad).

Precauciones antes de leer el instructivo de la creación de sonrisas:

1) Una sonrisa no es lo mismo que una risa o una carcajada. Una sonrisa celestial puede ocultar una risa infernal capaz de herir gravemente (Por ejemplo: quien se sonríe por una muestra de amor regala un momento agradable, pero quien en el mismo caso ríe, derrumba las paredes que protegen al corazón y lastima).

2) Al igual que un narcótico, la sonrisa enfatiza el estado propio del sujeto, tal que su uso moderado es beneficioso pero su abuso resuelve en una tragedia emocional.

3) Aprender y utilizar los métodos ocultos para crear sonrisas nos provee de un dominio poco ortodoxo, y nos hace inmunes ante quienes utilicen nuestras técnicas (Lo cual implica un déficit futuro de sonrisas).


A continuación un breve resumen de las formas más usadas para crear sonrisas:

1) Ley primaria de reciprocidad: Brindarle una sonrisa a un tercero trae una respuesta similar casi siempre (caso contrario dirigirse al punto 1.1).
1.1) Ley inversa: Una muestra de temor o tristeza dará como resultado una sonrisa fingida de amor, que no es perfecta pero, por ser un premio consuelo, no está mal (al menos no lo está para quienes apenas se acercan a la victoria).

2) Al igual que todo, una sonrisa debe poseer un equilibrio sin llegar a extremos. Una sonrisa sumamente profunda genera carcajadas, mientras que una débil se transforma vagamente en una mueca, de tal forma que el sistema nos permite exagerar o reprimir cualquier mueca relacionada con una sonrisa falsa para lograr una real.

3) Luego del llanto suele llegar una sonrisa. Un método bastante común es aplicar todo lo aprendido de maldad sobre el objetivo, para luego remendar las heridas causadas. De esta forma estaríamos llevando al destinatario de la sonrisa (que puede ser un tercero, uno mismo, o parte de uno) a una instancia emocional inferior a la inicial, para luego devolverlo a la neutralidad, generando así un alivio que alienta a sonreír.

4) Método de transformación por satisfacción: La mutación de cualquier gesto puede desembocar en una sonrisa si el futuro dueño de la misma se encuentra satisfecho, solo es cuestión de encontrar el momento justo: Luego del éxtasis del gesto primario pero antes de que el mismo se torne abrumador (por ejemplo, buscando un objetivo mínimo logrado en medio de un fracaso).

5) Método imposible: Es llamado así por saberse que quienes lo intentaron alcanzaron tal sabiduría que no les permitió volver a sonreír jamás.
El Método imposible consiste en librarnos de las cadenas del juicio y la moral, aprendiendo acerca de todo lo que nos rodea y sacando a relucir las maravillas ocultas de la vida, dejando que el espíritu nos permita sonreír cuando le plazca.
De todos los métodos para sonreír habidos y por haber es el más eficaz, ya que la ciencia comprobó que el alma humana sonríe cerca de 20 veces al día.


NOTA: La mejor forma de disfrutar al máximo cada sonrisa propia y ajena, es olvidando todo lo mencionado en este instructivo.

Comentarios

  1. Jeje... (fue lo primero que me salió)

    Después de leer este escrito, me doy cuenta que sería genial que escuches el Disco que acabamos de terminar de grabar con Los Bufones de Dios (mi proyecto artistico)

    Últimamente, las risas se están volviendo burlas.. sólo las de unas pocas personas sigue siendo algo sano, y me atrevo a decir que esos pocos son Bufones de la vida..... cuando salga el disco vas a ser la primera persona a la cual se lo voy a regalar... Salut! =)

    ResponderEliminar
  2. wow de verdad , no solo me gustó me encantó,yo solo estaba buscando una tarea y me encontre con un escrito muy interesante de verdad te felicito me encantó el texto ...y gracias por regalarme una sonrisa...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si te gustó... comentalo.
Si no te gustó... comentalo también.

Entradas populares de este blog

Superestructuras (humanas)

_____________Dice aquel que sabe

Un tipo, un bar